1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No hay valoraciones)
Cargando…

Las imágenes como prueba judicial

deteccionUna de las preguntas mas frecuente sobre la grabación de imágenes en el ámbito de la seguridad es si estas pueden utilizarse como prueba judicial. Es común escuchar en noticias que en multitud de procesos judiciales, se entregan como prueba grabaciones de seguridad, pero para que estas sean aceptadas por el magistrado deben tener una serie de características o requisitos sin los cuales puedan ser rechazadas.

En la legislación El artículo 382.3 de la Ley de Enjuiciamiento Civil establece como regla general, para este tipo de grabaciones que se valorarán según “las reglas de la sana crítica”. Es decir, “equipara ésta valoración de prueba a una declaración de testigos, porque ambas se valoran conforme a la sana crítica, perteneciendo por tanto, al orden subjetivo del entendimiento del Juez, de acuerdo a interpretaciones objetivas extraídas de las “máximas de la experiencia” y de su propio conocimiento”. Por tanto la ley deja al magistrado el poder de aceptarlas o no, por ello, es importante tener en cuenta los siguientes aspectos para una aceptación de la grabación de imágenes como prueba:

  1. Que las imágenes contengan una marca de agua, es decir que no pueden ser manipuladas.
  2. Las imágenes deben ser claras y nítidas pudiendo identificar al sospechoso y el acto denunciado.
  3. Que las imágenes cumplan la legislación vigente sobre materia de seguridad privada y protección de datos. (Cualquier incumplimiento de la normativa puede anular la prueba)

En definitiva las imágenes pueden servir en un juicio, a nivel general, como prueba.