1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No hay valoraciones)
Cargando…

Emsevipro protege el templo de Santiago en Jerez de la Frontera

Emsevipro protege el templo de Santiago en Jerez de la Frontera - Emsevipro

Emsevipro se encarga de la seguridad del templo de Santiago.

Una vez que han concluido las obras de rehabilitación que han posibilitado su reapertura tras doce años cerrado al culto, abrió de nuevo sus puertas el día 15 de julio de 2016. Restaurada bajo la dirección del arquitecto Emilio Yanes, las obras han contado con un presupuesto de más de tres millones de euros.

Se trata de una construcción gótica, cuenta con tres portadas de este estilo, la principal a los pies, y dos laterales más pequeñas, una frente a otra, a la que se le han añadido luego en estilo barroco el remate de la torre y la espadaña, así como la Capilla del Sagrario, cuadrada y con una portada barroca al interior, realizada por la Hermandad del Prendimiento en el siglo XVIII, cuya imagen titular es una valiosa imagen barroca procesional atribuida a Luisa Roldán (La Roldana, 1.656-1.704).

La restauración del templo.

Los males de Santiago han sido siempre sus graves problemas estructurales. “El primero es que la iglesia no es simétrica. De pilar a pilar las medidas no son las mismas, con lo cual, si el gótico se fundamenta en la estabilidad gráfica, aquí fallaba”, explica Miguel Ángel, que añade que hay una asimetría de cargas, debido a que un ala de la iglesia está más cargada que la otra, así como una asimetría de resistencia.

La construcción a finales del siglo XVIII de la espadaña, adosada a uno de los muros del ábside, tampoco ayudó, puesto que afectó al sistema de fuerzas de éste al mutilarse los contrafuertes. A todo esto se le suma el pobre material con el que se construyó Santiago, piedra procedente de la sierra de San Cristóbal, muy fácil de trabajar para los canteros de la época, pero mala a la hora de resistir en condiciones el paso del tiempo. Además, la gran humedad que ha padecido el edificio no ha hecho más que afectar todavía más a esa piedra y, por lo tanto, a incrementar los problemas que ya de por sí tenía el templo y que lo han ido afectando a lo largo de su historia. De hecho, sólo en el siglo XX sufrió dos derrumbes, en 1905 y 1955.

Por todo ello, Santiago necesitaba una intervención completa, alejada de aquellas parciales que se le practicaron y que no hicieron más que parchear sus problemas. Y en este sentido, los trabajos que ha llevado a cabo la empresa Tragsa han sido quirúrgicos y novedosos. Nunca, ni en Andalucía ni en España -y posiblemente ni en todo el mundo-, se había hecho algo similar. La estabilidad se ha solucionado inyectando micro cemento en la piedra. Con una máquina prácticamente igual a la que se utiliza en minería se perforaron los pilares desde la cubierta para inyectar este material lechoso, con el objetivo de darle una resistencia homogénea a la piedra en toda la iglesia.

A su vez, a los pilares se les ha añadido una armadura tubular, de acero inoxidable, para reforzar su resistencia y se ha procedido a desecar la piedra inyectándole aire. “Los pilares sudaban”, explica Miguel Ángel.

Arriba también se ha actuado. En las bóvedas se ha instalado una nueva solería y se han acometido trabajos para reconducir la evacuación de las aguas pluviales, puesto que hasta ahora se quedaba estancada en algunas partes, lo que afectaba a la piedra. Por último, se ha restaurado al completo el campanario, las campanas y la espadaña del reloj. Para el futuro, si se destina presupuesto para ello, quedará pendiente la restauración de las tres portadas y el arreglo de la sacristía y antiguas dependencias de la hermandad del Prendimiento. “El presupuesto iba encaminado a conseguir la estabilidad del templo, y eso sí se ha conseguido”, explica el arquitecto.

Se han restaurando las puertas, instalando la iluminación  se ha  limpiado del baldaquino y colocado la solería.

Este templo es sede de varias hermandades de la ciudad, que por fin recuperarán sus primitivos espacios de cultos tras una ausencia de mas de una década, estas son: La hermandad Sacramental de Santiago, La hermandad del Prendimiento y la Hermandad de la Buena Muerte.